Posteado por: escuer | 25 octubre 2012

VIAJE A LAS GALLIAS. Segunda parte

Et a la xornada posterior mosen Pepe et micer Rafael, et sus dóminas, con la amanecida, tomaron carruaxe de alquiler et encaminaronse al lugar de concentración acordado que era mesón de la hostería HUSA sita en la parada de los caruaxes de ferro, et como la hospedería  fuese demasiado luenga poseía dos mesones o figones, et un grupo estaba en uno et el otro en sitio diferente, et además dómine Adolfo et su esposa et sennora donna Pilar permanecían en otro lugar de la mencionada hostería, de lo que se deduce que favía tres grupos en tres sitios et en lugares diferentes.

Dómine Adolfo, por ser natural et conocer esa ciudad tomó el mando del furgón de alquiler et llevando como postillón a su primo Cecilio et tomando la ruta de las Galias salió de Cesar Augusta.

Leguas adelante, et intercambiándose los sitios tomó los mandos mosen Cecilio, pero era de ver como llegando a plazas et glorietas deteníanse las caballerías et non fabía manera de iniciar novamente la marxa. Et a esto lo llamaban calarse.

Et con estos avatares, et otros más que por non facer demasiado luenga esta crónica omitiremos, atravesose  los montes Pirineos et adentrose la expedición en territorio galo.

Et llegando momento de facer colación ovo la dificultad de optar entre facerlo en un mesón o casa de comidas o facerla al aire libre, et los Morugos por ser personas frugales et modestas optaron por esta última opción, et extendiendo albos et níveos manteles sobre la yerba yantose como si en el más suntuoso et fastuoso local de comidas ovise sido, mas las penas, que nunca caminan xuntas fizo que fabiendo abundante ración de vino, no oviese instrumento capaz de abrir los frascos et redomas que contenían el líquido. Et diz que una voz se oyó que dixo:

Mucho vino, mucho vino et poco sacacorchos!

Et recogidos los manteles et servilletas et las viandas sobrantes reemprendiose novamente la marxa facia Moissac, et llegando a la abadía et estando a la misma puerta del claustro, las indicaciones de mosen Cecilio nos encaminó a dar un gran rodeo a unas manzanas de casas para alcanzar el mismo lugar de la partida.

Visitose el monasterio et claustro et novamente en marxa, et atravesando campos de frutales, viñedos, pastos, huertas et granjas, donde la madre naturaleza fabía desparramado todas sus gracias et dones et la mano del omme fabía sabido ordenar et organizar produciendo el ciento por uno. Tal era el ornato et la belleza que fabía en todos los campos que atravesábamos.

Llegose a la casa, que por aquellas tierras llaman “maison”. Et por portar un curioso artilugio denominado Tom Tom, que con una cálida et aterciopelada voz femenina et dixo denominarse “Lola” nos fue guiando et conduciendo facia nostro destino. Et fue que la dixa Lola resultó la más sagaz et avispada del grupo pues si por ella non fuese todavía estaríamos dando vueltas et revueltas intentando encontrar la maison que teníamos previamente acordada.

Recogiese la mesnada et tras rezar las oraciones et plegarias, sobre todo la de “me queda una” et siguiendo la máxima “cada mochuelo a su olivo” dio por finada la primera xornada.

 

Et antes de que el aureo et ambarino astro rey oviese extendido sus dorados cabellos sobre la faz de la tierra, ya los Morugos estaban dispuestos a una nova xornada.

Tomose frugal colación matutina et rápida et raudamente emprendiese la marxa, et esta vez el cochero fue micer Escuer, et tomando las bridas de los vigorosos caballos encaminó el carruaxe facia Cahors, et fabía que ver con que maestría dominaba las cabalgaduras, et non detuvieronse en ninguna rotonda ni plazoleta, et era tal el dominio que demostraba micer Escuere sobre las bestias et las conduxo con firmeza et a la vez con tal suavidad que recibió el apelativo de “el Seda”.

Llegose a la villa de Cahors, et admirose el puente de Valentrai, impresionante con sus arcos ojivales et sus tres gradísimas torres de defensa.

Et de Cahors fuimos facia la villa de Rocamadour, cuyas casas están colgadas de un grand  risco vertical et desafiando todas las leyes de la física nadie sabe como se sustentan sus casas et estando los cimientos de unas sobre las techumbres d’otras.

Rocamadour

 

Visitose asemesmo la abadía de Souillac, et en esta villa fízose colación, et quebrando et violando las sacras normas de los Morugos de non facer refrigerio, a ser posible, en casa de comidas, non fue esta la ocasión.

Fízose descubiertas sobre las villas de Martell et de Collonges la Rouge, magníficas et mediavlaes ciubdades del medievo.

Reemprendiose el regreso facia la maison, et los dos más ancianos de la mesnada, lexos de ser considerados con su longeva edad, fueron arrinconados et olvidados en lo más profundo et oscuro del carruaxe, et tanto era el pavor et temor que sentían que no osaban elevar ni tan siquiera pronunciar palabra non sea que fuesen olvidados et abandonados en cualquier lugar del camino.

Martell

Sufrierónse muchas et cuantiosas perdidas de rumbo et que ni la misma Lola fuese capaz de encontrar el derrotero correcto, et asemesmo la comida de las caballerías iba escaseando notoriamente et era grand el desasosiego de la mesnada ante la posibilidad de quedarse sin alimento las cabalgaduras, más non fue ansí, et después de multiples sobresaltos encontrase donde aprovisionar a las mesmas.

 Llegose a la casa, cenose et después de elevar las preces “me queda una”, retirose cada uno a sus aposentos a descansar.

 

 

Collonges la Rouge

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: