Posteado por: escuer | 14 diciembre 2012

CRECE EL GRUPO DE LOS MARTES.- Por Cecilio Lorente

El pasado 4 de diciembre, Rafa Poveda nos presentó a tres amigos gaditanos: Pedro, Paco y Bryant. Ellos cuatro, Juan Bautista, J.A. Lara y yo nos propusimos completar desde Villaluenga la ruta iniciada desde Montejaque a la Cancha Bermeja.
Después de las presentaciones y el desayuno en El Bosque, nos dirigimos a Villaluenga y dejamos los coches una vez subida la cuesta cementada camino de los Llanos del Republicano.Nada más comenzar el camino,pasada la primera cancela, tomamos la pista de la izquierda que desciende suavemente hacia los Llanos en dirección a la Cancha Bermeja. Unos dos kilómetros más adelante, al llegar a una casa con el techo rojo, tomamos la pista de la derecha, luego en el primer cruce que marca un gran tocón, volvimos a tomar la pista de la derecha y no la dejamos hasta pasar unos doscientos metros del cortijo de los Cucaderos, ya en los Llanos al comienzo de la Cancha Bermeja.
Aquí tomamos una pista mucho menos marcada, que atraviesa una angarilla y sigue paralela al precioso torcal. Pronto llegamos al lugar a donde habíamos llegado la vez anterior. El camino de Villaluenga a Montejaque por el puerto de la Forcila ya estaba completo, habríamos recorrido unos cinco kilómetros. Luego pasamos la casa Gordilla y Patagalana, donde los perros nos recibieron con sus ladridos. Tomamos la pista que se dirige hacia la carretera y un poco más allá la dejamos para rodear la Cancha Bermeja, atravesando el primer llano. En el segundo llano tomamos el rengue. Todos coincidimos en que el lugar es espectacular, con ese prado adehesado enmarcado por los farallones de la sierra.
De nuevo nos pusimos en marcha para subir al siguiente llano siguiendo las indicaciones de los carteles que te orientan para llegar a la vaguada que los une. Una vez allí decidimos dar media vuelta y hacer lo que Juan Bautista bautizó como “un Elías”, es decir caminar para volver al mismo sitio.
No sé si porque el tiempo empeoró y se puso a lloviznar o por alguna otra oculta razón, J.A. Lara apretó el paso y nos llevó de vuelta a “trote cochinero”, ni para comer quería detenerse. El caso es que triunfó la cordura y repusimos fuerzas admirando un maravilloso paisaje de la Cancha Bermeja, ya no llovió más. Después retomamos la marcha y de nuevo J.Antonio nos impuso un fuerte ritmo, algún mal pensado preguntó si quería ver al Madrid, yo más bien pienso que estaba ansioso por llegar a la Venta Julián y pedir algo de comida caliente, como es su costumbre y debilidad. Y como así hicimos, poniendo fin a una preciosa jornada.

Un paseo por el Pinsapar el río Majaceite.
Hoy 11 de diciembre, tenemos permiso para ir al Pinsapar, un lugar al que hace varios años que no voy. J. A. Lara no puede venir y bien que lo siente, en cambio se nos une J. María Yamuza que viene conmigo en mi coche, Juan Bautista lleva el suyo y los de Cádiz se nos unen en la Venta Julián.
Esto de llevar tres coches es por dejar uno en Benamahoma y subir todos en los otros dos coches hasta el inicio de la ruta en el Puerto de las Palomas.
Durante el desayuno Paco sugiere no hacer este trasiego de coches sino hacer la ruta incompleta, y unas vez que salgamos del Pinsapar, en lugar de descender a Benamahoma, volver de nuevo a subir hasta los coches. Se acepta la idea y dejamos el coche de Juan en la puerta de la venta.
La mañana es espectacular, la primera subida da a la cara sur y entre el sol y el esfuerzo, la ropa comienza pronto a sobrarnos. De vez en cuando hacemos alguna parada “geográfica” y nos recreamos descubriendo picos y puntos en el horizonte. Ya casi en el puerto de las Cumbres, divisamos a lo lejos lo que bien podía ser Sierra Nevada.
Una vez llegados a él, el panorama se abre hacia los Llanos del Revés, con la Sierra de Zafalgar y la Garganta Verde. A lo lejos Montellano y a nuestra izquierda, imponente, la pirámide del San Cristóbal.
Después de un buen rato haciendo fotos y disfrutando del paisaje, tomamos la senda que desciende suavemente y rodea el San Cristóbal, para adentrarnos después en el Pinsapar. La marcha es muy lenta, “descubrimos” en la lejanía Algodonales, Zahara y el Pantano, Olvera, Espera, Bornos…
El Pinsapar es hermoso pero qué distinto del que vimos hace pocas semanas en la Sierra de las Nieves. Este no está lleno de “naturaleza muerta” como aquél, ni los pinsapos son tan retorcidos como aquellos, sino que presentan un aspecto más de “árboles navideños”. De cualquier forma hermosos, como ya he dicho.
Llegados al lugar en el que la senda se aparta de los farallones y da a un pequeño montículo adehesado de quejigos, paramos a tomar el “fallido rengue” ( no ha venido J.Antonio y no hay vinito). Sin embargo el espectáculo para la vista es maravilloso. Frente a nosotros los farallones son imponentes y se desparraman hacia nuestra izquierda hasta llegar al San Cristóbal. Por una inmensa ladera descienden altivos los pinsapos hasta los Llanos del Rabel.
Es aquí donde propongo seguir hasta El Bosque en lugar de subir de nuevo hasta los coches. La idea es aceptada y tomamos el “temido descenso” hasta Benamahoma. Luego resultó que no era tan “fiero” y no se nos hizo pesado, incluso algunos atrevidos, sobre todo Bryant y Paco, “atrochaban” cada vez que podían.
Aunque habíamos hecho el camino muy despacio, teníamos tiempo para tomar una cervecita y que Bryant nos explicara su método para quitarle el cloro al agua y aliñar las aceitunas. Luego tomamos el camino del río que bajaba con un considerable caudal. José María no lo conocía y quedó admirado de la belleza de las pozas, los puentes y los saltos de agua, además el piso estaba bien y apenas había barro. Fotos y más fotos hicieron el camino todavía más lento, así que llegamos a la Venta Julián a las cinco, alguno dijo que con el Lara ya llevaríamos allí una hora. De todas formas en su honor tomamos unas raciones de carrillada y venado.
¡Ah! Y para que no faltara de nada, cuando subimos a buscar los otros coches, a la ida y a la vuelta, unas cabras montesas pastaban a pie de carretera. Una jornada completa.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: