Posteado por: escuer | 16 enero 2013

EN MEDINA SIDONIA. Por Rafael Escuer

MEDINA SIDONIA_630

Catedral de Medina Sidonia

DONDE SE NARRAN LAS MAS FAMOSAS, ATREVIDAS ET OSADAS AVENBTURAS FECHAS POR LOS MORUGOS

Et como fuese norma facer descubierta de Los Morugos los martes, que non solo los sábados, fuese nescesario facer una que por su importancia, dificultad, transcendencia et significación non estaba al alcance de cualquiera, sino que era reservada a los miembros más valerosos, intrépidos, decididos et voluntariosos de la mesnada, et a tal fin fueron elegidos mosen Antonio et micer Escuer, los cuales provistos de cámaras, trípodes et todos los artilugios necesarios decidieron ir facia la villa de Medina Sidonia para facer toda clase de fotos, retratos, et instantáneas posibles.
Salieron ambos caballeros et dada la proverbial frugalidad de ambos decidieron facer colación matutina en la Venta de Andrés, et dado que ambos facían desayunado en sus respectivos lares demandaron al mesonero que los atendía “un desayuno de ommes” et mosen Antonio lo demandó “de medio ommine”.
Alcanzada la villa asidoniense et aposentado el carruaxe en lugar idóneo comenzó el periplo fotográfico, et como una de las misiones era el conoscimientro et manejo de la máquina llegose a la conclusión que lo mejor era practicar, et mucho, dado que como dice la sabiduría popular “cortando cojones, se aprende a capar”.
Abrieronse las fundas et desembalose et desempaquetose las máquinas et trípodes que las soportarían, et comenzó la sesión.
Es de facer notar que mosen Antonio fabía alcanzado la edad de la jubilación facia dos xornadas, et estaba disfrutando de su recobrada et naciente libertad laboral. Era cual infante con escarpines novos. Toda la ilusión la reflexaba en sus óculos, ¡cómo le brillaban! ¡qué luz et felicidad irradiaban de los mesmos! Et non facía más acercando su faz a la máquina de los retratos subía, baxaba, cambiaba, alteraba et manipulaba la velocidad de o0bturación, la apertura de diafragma, la sensibilidad, etc et todos los
parámetros, circunstancias et pormenores que fabían para poder lograr una mayor profundidad, volumen, claridad de sus instantáneas, et non facía nada más que disparar su ingenio de los retratos. Tomaba un ángulo et disparaba oyéndose el clásico clic, et otro, et otro de tal guisa et manera que la sucesión de los clicks formaban una melodía que competía con el cántico de las aves, los ruidos de los carruaxes, las voces de las personas, los cánticos de los niños et todos aquellos ruidos que son normales et fabituales en toda urbe.
Et micer Escuer que fabiendo comenzado al mesmo ritmo pronto quedose sin carga o batería de la máquina. Et non fabiendo sido previsor non portaba repuesto de la mesma.
¡Mal aya caballero que non porta todas y cada una de sus armas et arreos!
Visitose la Iglesia Mayor de la villa, et la quietud y sosiego de la nave central eran rotos por el sonidos de los múltiples clicks´que sonaban como el tableteo de una ametralladora. Más mosen Antonio era feliz, et vino a decir:
-Cuidado que soy dichoso et bienaventurado con mi jubilación, pero más por el fecho de que es por primera vez en mi vida que nadie sea mi esposa, amigos, compañeros et otros Morugos que osan decirme “Antonio, ya está bien de fotos, date priesa et vamonos”
Ascendiose a lo más alto del torre o campanario, más soplaba un céfiro gelido et cortante que fizo la visita más corta de lo fabitual.
Et como mosen Antonio non conociese debidamente la villa asedionense micer Escuer faciendo de luz et guía, et dado que se fabía ascendido a la cumbre, propuso descender a los abismos, et dirigir sus pasos a visitar las cloacas romanas, de tal forma que visitose tanto el cielo como el infierno de Medina Sidonia
Una vez en las mesmas mosen Antonio quedó sorprendido et suspenso dado que non tenía noticias de la existencia de tal obra de ingeniería. Asemesmo visitose la calzada romana, con el consiguiente disparo, tanto en una como en otra de multitud de fotos et sus correspondientes clicks.
Fueronse después a la calle de La Loba, siendo ésta una de las más fotografíada et inmortalizada en todas las guías, libros, folletos et papeles turísticos de la Bética. Obvio es decir que si los demás lo fabían fecho mosen Antonio non iba a ser menos a la ora de inmortalizar et captar la belleza de las casas et sus balcones de la mencionada rúa.
Et en estos trances llegose el momento de la ingesta. Es de advertir, et para probar la frugalidad de los Morugos todavía, et a pesar da faber cantidad ingente de bares, tabernas, mesones, ventas et otros establecimientos de bebidas non se fabía fecho parada en ninguna d’ellas, más siendo la ora sexta fuese necesario decntarse por alguna que nos sirvieran un almuerzo, et dada nostra condición et por el precio de ocho maravedíes se repusieron las fuerzas perdidas en la xornada.
Et en el periodo vespertino fuesemos a visitar la alcazaba que en lo alto de la cumbre dominaba et defendía la villa, et novamente la ventisca facía desagradable la estancia, por lo que una vez oteada la lejanía, con sus correspondientes fotos, ficiesemos finada la descubierta

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: